Reflexionando: el Necrovitalismo

Inauguro una nueva sección donde debatir mis pensamientos, “Reflexionando” podría mostraros nuevos modos de ver el mundo o a lo mejor retiraros de este blog para siempre. Todo o nada, me gusta el riesgo 😀

Antes de explicar las reflexiones que me llevaron a esta nueva corrientilla (más bien charco) dejaré claro qué es el vitalismo.

Vitalismo, iniciado por Nietzsche, coge y dice que todo es una mierda, que es mentira, tira al suelo toda la filosofía creada a partir de Platón y dice que lo que hay que hacer es fomentar la vida. La moral no existe, algo está bien si apoya a la vida. Las matemáticas y la ciencia es una mentira pues no se centra en la vida, sino en la materia inerte. Y un largo etc.

Básicamente del vitalismo de este hombre sacamos lo de hacer todo, probarlo todo y morir joven. Aprovecha la vida que la vida son dos días y uno te la pasas durmiendo y otro largo etc. Lo que viene a ser la generación nini, vamos.

Pues bien. En uno de estos momentos de estar esperando al autobús o de estar tumbado en la playita, que te comes el cerebro pensando en cosas que no tienen respuesta, me pregunté: ¿Por qué vivimos? Maldito fue el momento en el que me hice esa pregunta, pues acabé reflexionando sobre algo que ni yo mismo entendía, algo que me quedaba grande.

¿POR QUÉ VIVIMOS?

VIDA

– Homer Simpson: intentar es el primer paso para fallar.

Todo lo que hacemos lo hacemos con un objetivo: Vivir. Hasta ahí bien, ¿no? vale si quieres más que vivir, el objetivo es sobrevivir, para gustos colores. Por lo tanto, estudio para sobrevivir. Trabajo para sobrevivir. Me socializo para sobrevivir. Hago lo que la gente más poderosa que yo dice que haga para sobrevivir.

Conclusión 1: La vida es elección limitada de posibilidades (pues no podemos elegir lo que podemos elegir, no sé si me explico)

Miles de millones de personas han hecho esto y el resultado de estas acciones fue el mismo, la muerte.

Conclusión 2: Da igual lo que hagas, te vas a morir. Acéptalo. Sé fuerte y no mires a otro lado como hace la mayoría.

No elegimos cómo nacemos ni elegimos nuestras capaciades. Sólo tenemos un final que es la muerte. Por lo tanto, ¿donde está la gracia en la vida?

Reflexionad un poco, si no podemos elegir dónde comenzamos ni dónde acabamos, y la vida es elección, pero todas las elecciones se pueden condensar en una sola elección. Me explico:

Al inicio de la vida tienes que enfrentarte a un montón de decisiones importantes en tu vida: si quiero estudiar o no, en el caso de que quiera, qué quiero estudiar, que si fundar una familia, que si patatín que si patatán.Y cada una de las opciones te llevan por un camino a un mismo estado, la muerte. Por lo tanto: ¿Por qué elegimos?

Conclusión 3: No podemos cambiar que vayamos a morir, lo único que podemos elegir es cómo morir. Y a raíz de esto salen todas las demás decisiones.

Antes de elegir algo, para y vuelve a recordar por lo que estás viviendo, a qué final quieres llegar, ante un dilema, ¿qué opción me dejará mas cerca de morir como yo quiero?

¡Ay si todo fuera así de facil! La dificultad de llegar a la muerte deseada radica en las circunstancias que tienes alrededor, de tus capacidades, de tu posición espacio-temporal, del nivel adquisitivo.

Te dirá un tío inocente: “Pues yo quiero morir como el capitán Sheppard”.

Comandante Shepard, tú siempre tan original

No puedes morir como el capitán Sheppard porque no estás en las circunstancias a las que a él se le plantean.

Conclusión 4: Tu decisión sobre cómo morir está intrínsecamente ligada a tus circuntancias y a la evolución de éstas.

¿Puedes cambiar tus circunstancias? Eso dependerá de cuán fuerte seas tú y tu fuerza de voluntad.

Todo lo que tenemos alrededor está hecho por otras personas. Y esas personas también tienen un camino por el cual llegar a su final. Esos objetos que han fabricado entonces no son más que vestigios  del camino que han seguido para morir.

Conclusión 5: Una parte de las circuntancias nuestras están ligadas a nuestros antepasados, pues el mundo en el que vivimos no es más que el producto del intento de otros por alcanzar su desastroso final.

Vivimos para llegar a nuesto final deseado, hemos nacido y estamos dotados con unas capacidades y en unas circunstancias con las cuales hemos de convivir para llegar a nuestro sueño. Por lo tanto, todo lo que tenemos alrededor fue una vez un paso que dio una persona para morir como és quería.

Conclusión final: La vida no es más que muerte. Sin muerte no habría vida. Nuestra vida depende directamente de las vidas de nuestros antecesores y de sus muertes. La vida, en conclusión, está llena de muerte. A esta filosofía que acabo de crear (creo, en este mundo la originalidad ya no esxiste) y la llamo Necrovitalismo.

Puede que esto no sea más que sandeces, pero tales reflexiones me daban pena de dejarlas arrinconadas y encerradas en mi cabeza, así que las pongo aquí y las comparto con todos vosotros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s